Home»Entrevistas»Manu Quieto: “El disco está hecho para éstas épocas”

Manu Quieto: “El disco está hecho para éstas épocas”

9
Compartir en:
Pinterest WhatsApp

Este viernes 28 de agosto, La Mancha de Rolando presenta a través de las plataformas digitales “La revolución de la alegría”, su nuevo trabajo discográfico. En ese contexto, el cantante y guitarrista del grupo, Manu Quieto lo analiza junto a La Vereda.

Lo primero que viene a la mente es el nombre del álbum, conocido slogan perteneciente al gobierno anterior. La similitud es aceptada por el músico, quien lo adoptó a modo de “ironía”, pero que más allá de todo eso “es algo que todos necesitamos y que viene de la mano de las nuevas canciones”.

Para Quieto las flamantes melodías “son muy positivas”, producto de un disco que fue finalizado antes del avance del COVID-19. “Lo terminamos de hacer a principios de año, no sabíamos que esto iba a pasar” señala, pero a su vez saca pecho y expresa que “una vez más pareciera que los músicos se adelantan a lo que viene porque, porque el disco pareciera hecho para estas épocas”.

Cabe agregar que se trata de un álbum muy especial para el grupo ya que es el primero que realizan para el sello Pirca Records, de Cristian Merchot.


¿Cómo fue el proceso de realización del disco?

Arduo, llevó gran parte de 2019. Lo hicimos muy tranquilos, tomando nuestro tiempo. Pudo haber salido en noviembre incluso, pero lo trajimos hasta agosto para darle toques técnicos, hacer videos, videolyrics, hacerle cosas. Pero podría haber salido incluso antes de diciembre.

Para una generación de músicos que nació, creció y mamó discos constantemente, ¿Qué significa editarlo en formato digital? ¿Hay un mismo sentimiento o gana lugar la nostalgia?

Es lo que ahora está ocurriendo en el mundo. Hemos asistido hace unos años al velatorio y entierro del disco físico, cosa que sufrí muchísimo. Ahora es pasado y sale así, en este formato. Quizá más adelante se puedan hacer algunas copias al vinilo, no sé unas 500. Pero es difícil porque es una inversión importante y no se justifica hacerle gastar tanta plata a la gente. No es la idea.

No es el mismo sentimiento, pero estamos acostumbrados a ser personas que se manejan con lo tangible. Si vos no podés tocar algo es muy difícil que te acostumbres rápido a eso, porque venimos de una época en que comprábamos el disco, lo teníamos y lo podías tocar. Es como el dinero, las criptomonedas, el bitcoin, paypal o el home banking…no es dinero en papel, pero podes comprar cosas igual.

Portada del nuevo álbum que ya puede escucharse online de manera completa

Antes de “La revolución de la alegría” hubo una placa acústica, siendo “Venceremos” (2015) el hasta ahora último trabajo de estudio de la banda. Pasaron 5 años de esto –el lapso más largo entre disco y disco-. “El acústico lo tomamos como una producción más de La Mancha, porque tiene dos temas nuevos y tiene un tratamiento audiovisual que llevó mucho trabajo y está bueno” comienza a explicar el músico y a su vez afirma que “se nos fueron acumulando varios temas”.

“El disco acústico no lo hubiera sacado, hubiese preferido un álbum con temas nuevos. Pero se había complicado todo, también la situación del país y nos dimos cuenta que era mejor guardarnos los temas y hacer un disco con temas bien conocidos, para que de esa manera se genere otro tipo de repercusión, nostalgia…no era mi intención, pero como estrategia no estuvo mal”, completó Quieto.

¿Cómo desmenuzarías el álbum? ¿Por qué climas viajará el oyente?

Hay que escucharlo y te darás cuenta que lo hicimos muy variado, con un montón de estilos y un montón de temáticas. Son ritmos muy alegres, sin bajones. Es un disco muy positivo, pero hay que escucharlo. A mí me gusta porque tiene varios estilos de temas, algunos más rápidos, otros más lentos, distintas temáticas, instrumentaciones…me gusta dejar pasar un tiempo y poder analizarlo. Lo que me gusta de éste es que hicimos los temas bien diferentes y todos muy pegadizos, como que los recordás rápido.

¿Cómo se preparan quizá para la presentación más extraña que tendrán de un disco?

Creo que se podrá tocar todo, aunque seguramente tocaremos unos cuatro, porque hay otras canciones que tenemos que repasar y que no salen de la lista de temas. Igualmente hablamos hipotéticamente, para cuando pase todo esto y vuelvan los shows. Calculamos abril, mayo…no nos hacemos ilusiones de tocar antes de esos meses, así que seguramente seguiremos grabando temas nuevos.

Quizá esta sea una manera de hacerle frente al aislamiento ya que, según detalla el músico, La Mancha de Rolando sigue así, “tocamos, hacemos temas acústicos, reversionamos canciones viejas o participamos de proyectos con otros grupos”, como cuenta Manu. A su vez adelantó que la banda “piensa ir grabando un disco nuevo, para ir haciéndolo de a poco”.

¿Habrá conciertos online? ¿Se puede adelantar algo?

Nos han ofrecido muchísimas posibilidades para hacerlo y lo estamos analizando. A mí todavía no me parece, prefiero esperar el show en vivo. No me gusta mucho la idea de tocar delante de las cámaras y que la gente se pague la entrada desde su casa. Todavía lo veo un poco verde. Tocar en un cuarto, en un estudio y que la gente compre una entrada virtual y lo vea en una computadora, una tele o un teléfono…no sé si técnicamente va a salir bien, si se escuchará bien.

Todo depende de la conectividad de la gente, como la educación a distancia. Me da la sensación que no es para todo el mundo, solo para el que cuenta con buena tecnología. Por eso no me gusta tanto. En el futuro no sé qué pasará, pero por ahora estamos reacios más allá de las propuestas.

¿Qué será lo primero que harás una vez que finalice el aislamiento?

Los músicos, actores y demás artistas estamos expectantes para saber cuándo volveremos a las calles, al escenario, al aire libre. No sabemos cómo será el futuro, por ende no quiero pensar demasiado. Quiero tocar en vivo, quiero visitar a mis amigos de otros países y de otras provincias, a quienes visitamos en cada gira. Eso es lo primero que se me ocurre, no mucho más.

Hay que tener confianza y mientras tanto dedicarse a los procesos creativos, las tareas relacionadas con la grabación, la pintura, la escritura. No te voy a mentir que extraño los conciertos, extraño un montón pero veo el lado bueno y me dedico a otras actividades.

Noticia anterior

Los “Locos de la Azotea” y cien años de radiofonía argentina

Noticia siguiente

Septiembre comienza con la tercera edición de la “Semana del libro"