Home»Entrevistas»Teatreros independientes unidos por el público

Teatreros independientes unidos por el público

5
Shares
Pinterest Google+

Uno de los sectores más importantes de la región sur, conformado por Avellaneda, Quilmes, Berazategui y Florencio Varela, tiene un motivo para festejar, a partir de la llegada del Festival Estesur que desde este jueves 25 y hasta el domingo 28, reunirá a once de los mejores elencos de teatro independiente, con el fin de unir culturalmente a los municipios.

Del festival participarán teatreros del Centro Cultural Justo Lynch de Wilde, Sarandiarte de Sarandí, el Teatro Don Bosco de Quilmes e Índigo Teatro de Berazategui, este último inaugurará el ciclo, con las obras Risas de humor amargo, cuentos de Roberto Fontanarrosa (dirigida por Ana María Riveira) y Tristán e Isolda, de Valeria Arevalos. Los horarios serán a las 20 y 22 horas y tendrán las actuaciones de los grupos Mimesis Teatro y Tanta Sangre, ambos de Avellaneda, respectivamente.

Antes del festival, La Vereda reunió a los miembros del grupo Estesur, integrado por Alejandro Pepe y Marisol Vecchi, del Teatro Don Bosco; Leonardo del Castillo de Índigo, Claudio Depirro, Marina Vieytes y Francisco Beber, del Centro Cultural Lynch y Romina Mónaco, de Sarandiarte.

“La idea de formar este grupo nació hace más de un año, con la tarea de activar la actividad independiente de la región: Avellaneda, Quilmes, Berazategui y Florencio Varela” explica Alejandro. “Hubo unos intentos antes, pero sin resultado, con la intención de juntarse con referentes de cada uno de los municipios. Empezamos a tener reuniones y charlas todos los miércoles y terminamos fundando este año Estesur, una organización teatral donde se disparan propuestas para fomentar la actividad en estos cuatro municipios. Entre ellas está incrementar la calidad de los espectáculos y la formación de todos los teatristas de la región”.

A su vez, Pepe sostuvo que “nosotros veníamos viendo que las producciones en lugares como Avellaneda o Quilmes, sobre todos, las propuestas eran más cercanas a lo vocacional que el teatro profesional. Por eso empezamos a darle forma a esta organización que hoy tiene este primer hijo que es el Festival Estesur Teatral”.

“Costaba mucho juntarse y tener un objetivo en común. Creemos que en esta época ya tenemos que dejar de mirar para adentro y empezar a mirarnos entre nosotros para poder construir y avanzar. Eso es lo que logramos hasta ahora”.

indigo teatroPor su parte, Leonardo del Castillo se refirió a las problemáticas que se fueron tratando desde dentro del grupo. “Lo que nos dimos cuenta es que cada uno trabajaba de manera aislada y nos faltaba encontrarnos para identificar cada una de las problemáticas que acontecen en la región. Que no estemos aislados y lo que hace esto es permitirnos saber qué nos pasa a cada uno” y agregó: “una vez que le dimos forma a este festival comprendimos que a la región le hacían falta espacios y dar a conocer a los elencos y a partir de ahí ver las dificultades que hay, que básicamente son las mismas: la falta de comunicación y posibilidades de trabajo”.

¿Cuáles son las problemáticas que deben enfrentar?

A nosotros nos pasa en Berazategui que hacemos una obra de teatro y eso requiere mucho esfuerzo, porque es mucha gente la que trabaja. Y después te das cuenta que se necesitan espacios para seguir desarrollándola y eso pasa en Berazategui, Quilmes, Avellaneda y Florencio Varela. Este festival permitirá además conocer más de las dificultades porque terminaremos con un plenario para poder evaluar todas estas inquietudes y la necesidad de capacitación. Que de no tener nada a tener once elencos participando de un primer festival es algo maravilloso, que se ganó con esfuerzo, trabajo y marcó un antes y un después. Estoy seguro que año a año tendremos ediciones más fuertes que nos servirán para nutrirnos de todos.

¿Cómo fue ir trabajando desde un espacio relativamente nuevo como lo es Índigo?

En Berazategui son diferentes las realidades teatrales. Si bien hace 25 años que se trabaja bajo una política cultural y todo pasa por ahí, desde Índigo venimos hace cinco años, siendo el primer y único teatro independiente. Por suerte venimos funcionando muy bien, con mucha repercusión, viendo que la gente necesitaba de esto.

En cuanto al festival, y esto es una opinión personal, me parece fundamental que se reciba el apoyo de los Municipios, como ha pasado en Berazategui, Avellaneda y Quilmes, que esto ya se ha declarado de Interés Cultural. Para nosotros además será un orgullo inaugurar este festival.

“Necesitábamos esta unión”

centro justo lynchClaudio Depirro detalló la importancia que tuvo para la zona la unión de estos teatreros y detalló: “si bien veníamos trabajando desde hacía un tiempo con Alejandro y Marisol, nos dimos cuenta que esta región esta como desértica en cuanto a unidad teatral, a pesar de contar con un movimiento intenso, más que nada en la zona de Lomas de Zamora y Lanús. Pero nosotros somos de acá y necesitamos que este cordón del Río de la Plata vuelva a resurgir y es lo que sucedió. Nos empezamos a unir y vimos que hay gran cantidad de elencos que pueden venir para actuar para distintos públicos de la zona de Avellaneda hasta Florencio Varela”.

En tanto, el integrante del Centro Cultural Justo Lynch expresó: “nosotros nos veníamos conociendo, pero cada uno dentro de sus teatros. Exige mucho trabajo tener tu espacio físico y a su vez ejercer tu actividad artística. Es muy difícil unirse y pensar otras cosas que puedan enriquecer a todos estos municipios”.

¿Tienen conocimiento sobre movimientos generales en otras regiones?

Sabemos que el sur está muy bien con respecto a otros lugares del Conurbano. Toda la provincia estaba dividida en 15 regiones, que ahora son ocho desde la llegada de este Gobierno. Nosotros teníamos el Consejo Provincial del Teatro Independiente, donde se generaba un subsidio para que la actividad teatral pueda moverse de otra manera. No era mucho el dinero, pero eso hizo que nos conozcamos y en esas reuniones nos dimos cuenta que esta región era súper importante y además un ejemplo. Lo digo porque estuve ahí y no podía creer que nos tuvieran como ejemplo de lo que se debería hacer en otras regiones.

“No hace falta ir a Capital para ver buen teatro”

Sarandiarte es otro de los espacios que de a poco va ganando su lugar y tiene en Romina Mónaco su representante en Estesur.

“A nosotros se nos acercó Marisol y recibimos la invitación para integran Estesur y generar espacios. Nosotros tenemos una compañía y creemos que hay que levantar el nivel y mejorar los encuentros para la actividad teatral de la región, como dijeron todos.

Debemos tomar conciencia que no hace falta cruzar el puente Pueyrredón e ir a Capital para ver una obra de teatro, acá hay un montón de propuestas diferentes, de calidad y que pueden apreciarse haciendo un menor recorrido. Eso le va a dar valor a la producción y a la sala, que a su vez ofrece talleres y actividades. Todos tienen diferentes elencos y hay buenas cosas para ver y es importante generar un vínculo entre el vecino y la sala del barrio”.

¿Cuál es el trabajo que se vino desarrollando desde el espacio?

Desde Sarandiarte, al tratarse de un espacio nuevo, tenemos gran cantidad de talleres, donde la mayoría son para niños. Nos viene perfecto que el festival también ofrezca espectáculos para los más chicos.

No tenemos un elenco propio de Sarandiarte pero tenemos espectáculos de artistas de la zona que se acercan. Es una sala nueva que está creciendo, y el hecho de formar esta red, para Sarandiarte es muy importante. Uno encerrado en su sala no genera mucho, pero cuando nos encontramos se pueden hacer cosas grandes como este festival, y eso está buenísimo.

Premiaciones

Las premiaciones están divididas en dos partes: hay un jurado de tres personas de la zona, que verán todas las obras y el domingo nombrarán a los tres ganadores.

A su vez habrá un jurado integrado por dos representantes de cada elenco y se elige también una obra ganadora. “Igualmente partimos desde la competencia no como un fin, sino como un medio para justificarse y tomar el impuso. No se premia lo mejor, sino lo más destacado. Es reconocernos entre nosotros la labor, no decir qué es mejor o peor. Eso desde un primer momento quedó muy claro”, señaló Francisco Beber.

Taller de cierre

Arístides Vargas y Charo
Arístides Vargas y Charo Francés

Vale señalar que desde el viernes y hasta el domingo, habrá un taller que será dictado por

Arístides Vargas -destacado escritor y dramaturgo-, junto a Charo Francés, una actriz española. El mismo se llama Memoria y olvido en la acción dramática, que también se dictará en el CELCIT (Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral).

El taller se dictará en el Centro Cultural Lynch, de 10 a 14 y todavía hay vacantes. Para anotarse se puede escribir a EstesurTeatro@gmail.com.

Galería de fotos

Noticia anterior

Noche salteña con Matías Casasola y Ey Paisano

Noticia siguiente

San Juan: Encuentro regional de Cinemóviles

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.