Home»Entrevistas»Los Tipitos: «Este disco es un envión tras 25 años de carrera»

Los Tipitos: «Este disco es un envión tras 25 años de carrera»

4
Shares
Pinterest WhatsApp

Este año sin duda será recordado de manera especial para Los Tipitos, ya que festejarán 25 años de carrera y además, con un disco nuevo -«De mi flor»-. ¿Cuál es la particularidad de esto último? La nueva placa es de folclore.

La Vereda estuvo en la presentación de este nuevo disco y habló con Federico Bugallo, histórico bajista del grupo también integrado por Walter Pancioli, Raúl Ruffino y Pablo Tevez.

¿Qué significa la salida de este nuevo álbum?

Es un nuevo envión que llega después de 25 años de carrera. Planeamos una cosa nueva, nos pusimos a trabajar en ella y, si bien estaba en nuestro ADN, no estaba mucho en el ejercicio diario. Esto nos obligó a volver a estudiar, a comprender la música y de dónde viene. Convocar otras palabras y explorar otro universo desde lo rítmico. El 6×8 es un lugar lleno de contrapuntos que nosotros acostumbrados al 4×4 no teníamos esa gimnasia. Fue muy vertiginoso y maravilloso de descubrir y también darnos cuenta que lo podíamos tocar.

Esta respuesta de Bugallo llegó en el marco de la definición de Los Tipitos como banda para la gente. Alejándose un poco de la cultura rock y pop que cosecharon y animándose más a registrar parte del repertorio que supieron mamar en sus comienzos.

¿En qué momento nace la idea?

La verdad es que Alberto Moles, presidente de nuestra compañía disquera, nos empezó a decir si nos animábamos al folclore. Que le gustaría tener un disco de Los Tipitos bajo esa temática, porque quizá seamos más artistas populares que rockeros.

Me parece que Los Tipitos nunca fue una banda de rock, más allá de haber hecho y tocado rock y pop. Nosotros siempre tocamos para la familia, en festivales y fiestas populares. Trabajamos mucho con Lito Vitale o León Gieco juntando cosas para quienes más necesitan. Así que se nos planteó y no lo pensamos, porque siempre había quedado la pregunta dando vueltas, hasta que nos juntamos una tarde y llevamos un par de poesías. Hicimos como diez canciones y después sí, faltaban los detalles íntimos que tiene el género y fue el momento de ponerse en contacto con Lucho González, a quien le mostramos el material. A él le gustó mucho y se empezó a trabajar.

¿Sabían de antemano qué invitados iban a llamar?

Para cada canción necesitábamos determinados colores que sabíamos que nosotros no le podíamos dar a la canción. Como las guapeadas de Peteco Carabajal por ejemplo. Fuimos viendo que y nos pusimos en contacto. Por ejemplo, con el Chaqueño Palavecino…fuimos con miedo y vimos con alegría como el mundo del folclore nos recibía con los brazos abiertos.

Todos amorosamente escucharon el material y vinieron. Lo que hicimos con Abel (Pintos) en esa zamba…sabíamos que necesitábamos ese timbre, esa dulzura que él tiene para cantar. En el caso de Lito Vitale, con quien hicimos una balada en 6×8 con una armonía muy compleja.

¿Había un temor previo a este paso?

Temor no. A veces uno no es consiente del lugar que ocupa en la cultura popular, pero te sorprende para bien cuando escuchas que esos monstruos se enteran que estamos haciendo algo de folclore y se acercan y nos escuchan. El hecho de despertar esa inquietud ya es mucho. Después, tenerlos al lado…es una cosa tremenda

La banda presentará este disco el sábado 1° de junio, gratis, en la Usina del Arte. Un escenario ideal para esta nueva propuesta.

¿Qué se puede esperar del show en la Usina?

Vamos a presentar casi todo el disco y después usaremos ese mismo formato folclórico para interpretar esas otras canciones que nos han acompañado durante toda nuestra carrera, haciendo énfasis en “Armando camaleón”, que ya cumple 15 años y que es un disco muy importante para nosotros.

¿Quedó material y ganas para una segunda parte?

Si, quedaron bastantes canciones, porque cuando nos ponemos a componer somos como implacables. No somos de componer todo el tiempo, ocurre en un momento y cuando ocurre algo por delante. Así como hicimos canciones de otros autores, nos quedaron muchas nuestras que quedaron afuera y nos dieron ganas de hacer un volumen 2, como para sentirnos que completamos el trabajo de darle a nuestra Argentina un poco más de folclore.

Noticia anterior

Finalizó una nueva edición de la Comic Con Argentina

Noticia siguiente

Una semana de homenajes a Gabriel García Márquez en Buenos Aires