Home»Coberturas»Paul Gilbert desplegó todo su talento en Buenos Aires

Paul Gilbert desplegó todo su talento en Buenos Aires

5
Shares
Pinterest WhatsApp

Locura absoluta. Si se buscan dos palabras con la que se podría definir no solo la actuación de un músico como Paul Gilbert, sino también su tarea sobre el escenario, podrían ser tranquilamente estas dos. Estuvimos durante dos días frente a un guitarrista que entre canción y canción viajó por el rock and roll más frenético, el blues más directo, el crudo punk y hasta la más bella melodía clásica.

La excusa fue presentar su más reciente trabajo discográfico, I can destroy y lo hizo acompañado por una poderosa base rítmica, compuesta por el bajista Pete Griffin y el baterista Tommy Lang en The Roxy Live de Palermo. “Hola Buenos Aires, están listos para rockear” comenzó diciendo, mezclando algo de español, el guitarrista apenas diez minutos antes de las 21 horas. Tras la respuesta de la gente, el trío comenzó con un impactante medley que recorrió por más de 20 minutos todas las etapas de Gilbert, tanto como solista, como así también algunos de los riffs de canciones de Mr. Big, Racer X e incluso Raw Blues Power, el disco que hizo con su tío Jimi Kidd. Obviamente no faltó su Makita, el taladro más conocido del rock.

Con respecto a la lista de temas de los dos días, la misma repasó toda la discografía del músico y solo varió en la inclusión del cover de The Police, Walking on the moon, que sonó en la noche del lunes.

De esta manera pasaron Everybody use your goddamn turn signal, Blues just saving my life, One woman too many y Enemies (in jail).

Siempre de buen humor y sencillo, los músicos dieron una demostración inmensa de talento y, más allá del conocimiento previo en el estilo de Gilbert, el público pudo disfrutar de dos auténticos monstruos como lo fueron Lang y Griffin.

Walking on the moon, I can Destroy, Woman stop, Better chords –seguida por el solo de batería- y la potente Technical difficulties de Racer X fueron pasando en la lista no bajó un segundo la adrenalina de la noche porteña.

Ya cerca del final Gilbert decidió “explorar el lado oculto de una bellísima canción, como lo es I´m the one who wants to be with you” (clásica y exitosa balada de Mr. Big), cambiándola por su I am not the one (who wants to be with you), mucho más potente y cruda que su antecesora.

Adventure and trouble fue el último tema de la lista antes de los bises, que llegaron de la mano del Little wing de Jimi Hendrix y SVT, que fue la despedida definitiva de un concierto que sirvió para demostrar los laureles conseguidos por un guitarrista que supo convertirse en uno de los mejores de su generación.

Galería de fotos

Noticia anterior

Carajo estrena video y corte de difusión

Noticia siguiente

Marta Minujín promete hacer "un escándalo" en Alemania

No Comment

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.