Home»Arte»Inauguró la muestra virtual de caricaturas de Alfredo Sábat

Inauguró la muestra virtual de caricaturas de Alfredo Sábat

2
Compartir en:
Pinterest WhatsApp

De manera reciente fue inaugurada la muestra virtual de caricaturas, ilustraciones digitales y videos de Alfredo Sabat en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa de Rosario.

Esta exposición es organizada por el Museo de la Ilustración Gráfica de Buenos Aires (MIG) y comprende imágenes, textos y producción audiovisual compaginada por Hugo Maradei, Gonzalo Cadenas y Nicolás de Brun, bajo la curaduría del propio Sábat.

Bajo el título “Huellas digitales”, todas las imágenes que componen esta muestra fueron realizadas en formato digital, a través de una computadora.

En estos tiempos, la computadora es una herramienta más para dibujar o pintar, cuyo resultado es un archivo digital. Esto es porque hoy en día cualquier trabajo gráfico que se haga para ser publicado, tarde o temprano será pasado a formato digital.

Ceros y unos. Pulsos eléctricos que serán transmitidos para que una imprenta los convierta nuevamente en algo táctil al manchar con tinta un papel, o que nunca dejarán de ser pulsos al permanecer en el mundo virtual de la Internet.

Entonces depende del autor decidir a qué altura del proceso ese trabajo pasará a ser pulsos eléctricos, si se realiza originalmente en papel y luego se escanea, si la imagen se elabora completamente en la computadora o si es un proceso híbrido, mezclando un papel escaneado con coloreado por computadora.

Sea como sea, hoy toda ilustración pasa por ese mundo virtual, y a veces, nunca llega a existir físicamente como se lo ve en papel o una pantalla. Lo que antes podíamos llamar un “original”, algo que se puede tocar, se enmarca o atesora, tal vez no existe.

Sin embargo, quedan huellas de ese trabajo en las reacciones que causa. Se ve, se disfruta, hay reacciones positivas o negativas. Provoca una emoción. Y esa emoción que crean, sea de aceptación o de rechazo, sigue siendo tan real y tan virtual como antes, porque las emociones tampoco se pueden tocar.

Las emociones también son pulsos eléctricos que se mueven en nuestro interior. Así que todo cambia, y nada cambia. Entramos en un mundo digital en el que siempre estuvimos.

Noticia anterior

Anuncian medidas para sectores de la cultura golpeados por la pandemia

Noticia siguiente

Tras varios días con muerte cerebral, falleció a los 75 años Rodolfo García