Inicio»Cultura»Las Bibliotecas porteñas vuelven a funcionar con totalidad de aforo

Las Bibliotecas porteñas vuelven a funcionar con totalidad de aforo

0
Compartidas
Pinterest WhatsApp

Debido a la mejora sanitaria, las Bibliotecas habilitarán su capacidad total mientras se cumpla con los protocolos vigentes.

De esta manera, tanto los recintos públicos, populares y de gestión privada de la Ciudad funcionarán al 100 por ciento de aforo. Asimismo, la consulta de libros en sala, el espacio de lectura y de trabajo en interior y/o exterior y actividades culturales con público -como los clubes y talleres de lectura y escritura, la presentación de libros y shows de música en relación al mundo literario- volverán a habilitarse con la capacidad máxima del sector en el que se desarrollan.

Debido a la mejora sanitaria y al cumplimiento de los protocolos, estas nuevas medidas acompañan la reactivación del sector cultural en la ciudad en el marco de la pandemia. Las Bibliotecas abrirán sus puertas de lunes a domingo y se recomienda que las visitas se realicen mediante reserva con turno previo, a solicitar vía web o telefónicamente.

Cabe señalar que el coeficiente de ocupación del aforo será de un máximo del 100 por ciento en relación a la capacidad máxima habilitada, siempre y cuando el establecimiento cuente con 10 renovaciones de aire por hora.

A su vez, se deberá poner a disposición del público, alcohol en gel o sanitizante en accesos a los establecimientos. Demarcar los ingresos y la fila de acceso para poder cumplir con las recomendaciones de distanciamiento de 2 metros entre personas. Al ingresar al espacio, el público deberá mostrar la declaración jurada de salud vigente (mediante formulario online, o sistema equivalente). A esto se le suma el uso de tapabocas obligatorio.

Los libros de uso en sala que sean devueltos deberán ingresar al “espacio de libros en cuarentena”, se establecerá un mecanismo de aislamiento de 48 horas a fin de desinfectar los libros que sean devueltos al recinto. Los espacios de lectura y de trabajo podrán también disponerse y acondicionarse al aire libre en aquellas bibliotecas con patio y/o terraza propias. Se garantizará fuentes de energía y conectividad en espacio interior y exterior para aquellos usuarios/concurrentes/lectores que quieran hacer uso de su propio soporte tecnológico. Se evitará en todo momento la aglomeración de personas en máquinas expendedoras de alimentos y/o similares, espacios comunes para comer y/o sectores afines de uso común.

Artículo anterior

El CCK inauguró una muestra que reúne las obras de más de 140 artistas

Próximo artículo

“Ecologías Radicales” llega al Museo MARCO de La Boca